Historia

"Año 1874: Fundación de la Congregación de Siervas de San José en Salamanca, realizada por Francisco J. Butiña S.J. y Bonifacia Rodríguez Castro. Empeñados en la evangelización del mundo del trabajo. Ya a finales del siglo XIX y principios del XX, empezamos a llegar a Extremadura: Barcarrota, Alburquerque, Mérida, Villanueva de la Serena...

En 1922 llegada a Badajoz -capital- con el objetivo de crear un Centro de primera y segunda enseñanza para "favorecer a las señoritas y preservarlas de los grandes peligros morales y económicos que se dejaban sentir en la sociedad moderna.

La R. M. Aurora Sánchez visita las comunidades de Extremadura quedando "altamente satisfecha del nivel de calidad y espíritu de trabajo" al igual que de la labor pedagógica que se lleva a cabo en los respectivos centros. Se pretendía pues establecer un nuevo centro educativo de las Siervas de San José donde se pudiera estudiar carreras y hubiera Escuela de Magisterio e Instituto de Enseñanzas Medias. Para esto se contaba con el apoyo del Obispo de Badajoz.

Como primer paso, había que buscar una casa adecuada. Después de vanas tentativas fallidas, durante este año, fue en enero de 1922 cuando la R. M. "dio cuenta que había realizado la compra de la casa de Badajoz" ubicada en la calle Menacho, 10. Desde este arranque, se iniciaría un camino pedagógico elogiable por su calidad y dedicación.

Con el paso de los años y el buen hacer de toda la comunidad educativa, se ven obligados a tener una casa más grande, para poder remediar las necesidades que había en Badajoz. Es el 25 de agosto de 1941 cuando se hace entrega de parte del  dinero que importaba la casa situada en la calle Menéndez Valdés 51, pero para decepción de todos, esta casa también resultaría pequeña en los años sucesivos. Así se decide construir un colegio al que se dotaría de todo lo necesario, tanto de espacio como de instalaciones para una buena formación de las alumnas.

El colegio se alzaría en la Avenida de Santa Marina. El día 17 de febrero de 1946 se colocó la primera piedra que iniciaba la construcción del colegio.

En el curso 1948/1949, llegaron las primeras alumnas, aunque la apertura oficial no fue hasta el 5 de octubre del curso 1949/1950. La capilla fue lo último que se inauguró (1950/1951) y con ella ya se poseía un colegio completo. Se había alcanzado la meta deseada por toda la Comunidad de las SIERVAS DE SAN JOSÉ".